Etiquetas

, ,

2007-06-25 22:50:00 | Diario UNO, Mendoza

El plazo final de la obra era enero, pero una diferencia de costos entre la Dirección de Vialidad y la contratista paralizó prácticamente las tareas de repavimentación. Se terminaría en 45 días.

La repavimentación de la ruta 52 a Villavicencio tiene seis meses de atraso. Según los plazos previstos en la licitación, las obras debían terminarse en enero. Pero un problema entre la empresa contratista y la Dirección Provincial de Vialidad tiene prácticamente paralizados los trabajos.

Desde la contratista y la DPV aseguran que el problema (ver aparte) se solucionará en los próximos días y los trabajos se reanudarán en no más de 15 días. Sin embargo es un calco de lo que dijeron en febrero de este año.

La obra, en total, incluye el hormigonado de un tramo de 9,5 kilómetros que va desde calle San Martín (norte) hasta la rotonda de entrada de la cementera Minetti. Para estos trabajos, Minetti donó 6.000 toneladas de cemento.

Al día de hoy resta por hormigonar aproximadamente 500 metros de camino, realizar banquinas, colocar señalizaciones y guardarrails y pintar las líneas de la ruta.

La empresa contratista es Luis María Pagliara SA, que ya ha realizado otras obras en la provincia. Mario Sardella, quien pertenece a Pagliara y está a cargo de los trabajos en el camino a Villavicencio, confirmó que existe un problema con la DPV, aunque se negó a dar detalles.

“No tengo por qué decirle cuál es el problema entre Vialidad y la empresa. Pero le aseguro que es totalmente subsanable y que en los próximos días estaremos reanudando los trabajos”, porfió Sardella ante la insistencia periodística para obtener precisiones sobre el inconveniente que traba las acciones.

El monto del contrato es de $5.887.602,42. La obra se adjudicó en mayo de 2006 y el término de ejecución era de ocho meses, por lo que en enero debió estar entregada.

En febrero de este año, Laura Curkan, supervisora de la DPV, declaró a Diario UNO que “al paso que se estaba trabajando, la obra no se terminaría ni en marzo”.

Durante la semana, en el lugar no se pudo percibir actividad alguna. Sin embargo en el obrador de Pagliara, ubicado en la entrada de la cementera Minetti, un grupo de obreros aseguró que por el momento están haciendo juntas y carteles de señalización. Pero reconocieron que hace varias semanas que ni se acercan al pavimento.

Del mismo grupo de trabajadores surgió la versión de que Minetti no habría entregado la cantidad de cemento que había prometido donar.

Desde Minetti, Luis Fernández aseguró que las entregas de cemento se han realizado en su totalidad. Esto fue corroborado por Juan Sánchez Frank, titular de la DPV.

Fernández además señaló que no se explica “por qué las obras de pavimentación están detenidas” ya que el reacondicionamiento de la totalidad de la ruta 52 es necesario para la actividad turística y minera.

Este camino es el que se toma para ir al hotel Villavicencio, que también está siendo refaccionado para reabrir sus puertas el año que viene. Además la misma ruta es la que lleva a las minas de plata de Paramillos, en Uspallata.

Anuncios