Diario Uno. Mendoza,  Domingo 3  Septiembre de 2006,
info@diariouno.net.ar

La Cuarta Cámara Civil de Mendoza decidió mantener la medida cautelar que ordenó en junio suspender preventivamente todas las actividades mineras en la zona de Paramillos, dentro de la Reserva Natural Villavicencio. El fallo obliga a las empresas Depromín y Brig SRL a retirar equipos, máquinas y personal de la reserva natural al ratificar la posición de la jueza de primera instancia, quien había otorgado la medida cautelar por entender que “existe una posibilidad cierta y concreta, con un grado de probabilidad suficiente, de producirse un deterioro en el medio ambiente que podría llegar a ser irreparable”, a causa de las actividades de exploración minera, según voceros de Danone, dueña de Villavicencio.

En los considerandos, se cita además el fallo de la Primera Cámara Civil “Asociación Oikos Red Ambiental contra el Gobierno de la Provincia”, que deja sentado que “el deterioro del medio ambiente no tiene remedio, ya que indemnizar no es suficiente. Por ello es necesario tomar primero medidas preventivas para evitar la consumación no reparable de los daños”.

El fallo destaca la importancia de proteger la reserva y agrega que “no se pueden desconocer las constancias del anexo XXII, donde del Ministerio de Medio Ambiente se remite a un dictamen al director de Minería e Hidrocarburos, destacando que ‘el área en cuestión se encuentra comprendida dentro de la Reserva Natural Villavicencio’ (…), en donde en su artículo 2 se señala que el objetivo principal de la reserva es la conservación de los recursos de flora, fauna, culturales, históricos de la región y la indemnidad del recurso hídrico”.

Desde Aguas Danone de Argentina, la empresa que en Villavicencio extrae y envasa el agua mineral del mismo nombre, se manifestaron satisfechos con el fallo, a la vez que continuarán sosteniendo la defensa de la Reserva Natural Villavicencio, por ser un espacio único en la provincia de Mendoza.

Anuncios