Antecedentes legales

ANTECEDENTES LEGALES

El área de “Paramillos de Uspallata”, con los bienes patrimoniales antes
mencionados se encuentra, en consecuencia, específicamente dentro de las previsiones del art. 31 de la ley nº 6045; y también comprendida, incuestionablemente, en el art. 4 de la ley nº 6034, ya que en conjunto constituyen un patrimonio único y excepcional de la Provincia, de indudable valor ambiental, histórico y cultural.

El segundo párrafo del art. 41 de la Constitución Nacional establece que las
autoridades proveerán a la protección del derecho a un ambiente sano y equilibrado, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales.

Por su parte, la Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre
el Medio Humano, reunida en Estocolmo del 3 al 16 de junio de 1972, proclamó en su Principio 4º que el hombre tiene la responsabilidad especial de preservar y administrar juiciosamente el patrimonio de la flora y fauna silvestre, y su hábitat.

La Carta Mundial de la Naturaleza de las Naciones Unidas determina, en los
Principios 1º y 2º, que se respetará la naturaleza y no se perturbarán sus procesos esenciales; no se amenazará la viabilidad genética, ni la población de todas las especies, y se mantendrá un nivel suficiente para garantizar su supervivencia y salvaguardar los hábitats necesarios para ese fin.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo,
de Río de Janeiro, del 5 de junio de 1992, estableció en el art. 1º la conservación de la diversidad biológica; en el art. 8º, inc. a), el establecimiento de un sistema de áreas protegidas para conservar la diversidad biológica; y en el inc. d), del mismo artículo, la promoción de la protección de ecosistemas y hábitats naturales.

Por su parte, los arts. 2339 y 2340, inc. 9º, del Código Civil de la Nación,
establecen que son del dominio público las ruinas, y los yacimientos arqueológicos y paleontológicos de interés científico.

A su vez, la ley provincial nº 6045, según su art. 1º, tiene por objeto conservar y promover lo más representativo y valioso del patrimonio natural de la Provincia; instituir el funcionamiento organizado de un sistema de áreas naturales provinciales; promover, facilitar y apoyar la investigación científica, en todas sus formas, en dichas áreas y asegurar la diversidad genética.

Los arts. 3º y 4º, del mismo instrumento legal, consideran que las áreas
naturales protegidas y sus recursos constituyen un patrimonio de fundamental valor cultural e importancia socio-económica, por lo que su conservación es de interés público, y corresponde al Poder Ejecutivo velar por su integridad, defensa y mantenimiento.

La citada ley, en su art. 5º, establece entre sus objetivos proteger las comunidades de especies y plantas; regular el goce de la vida silvestre; conservar destacados paisajes y formaciones geológicas; resguardar los sistemas ecológicos y especies; preservar ecosistemas naturales; conservar áreas con valores culturales, de interés científico turístico, antropológico o histórico; preservar en su estado actual paisajes de singular belleza o valor creados por el hombre; fomentar el conocimiento y el goce de paisajes naturales, vegetación, vida animal y recreo al aire libre; proteger las cuencas hidrográficas; promover áreas naturales protegidas
cerca de los centros urbanos, para solaz y disfrute de la población en convivencia con la naturaleza; realizar acciones tendientes a la educación ambiental y su difusión, como también facilitar y apoyar las investigaciones científicas.

Concordantemente, los arts. 2º y 3º inc. c), de la ley provincial nº 5961, declaran de interés provincial la creación, protección, defensa y mantenimiento de áreas y monumentos naturales, refugios de vida silvestre, reservas forestales, faunísticas y de uso múltiple, cuencas
hídricas protegidas, áreas con suelos y/o masas de agua con flora y fauna nativas, seminativas o exóticas, y estructuras geológicas, elementos culturales o paisajes, que merezcan ser sujetos a un régimen de especial gestión y administración.

Por su parte, la ley provincial nº 6599 declara Monumento Natural de Mendoza, entre otras especies, al guanaco, al choique cordillerano y al cóndor andino; como también sus hábitats naturales; y prohíbe terminantemente su caza.

Asimismo, los arts. 1º, 3º y 4º, inc. d) y e), de la ley provincial nº 6034, declaran de interés provincial todos los bienes que integran el patrimonio cultural de la Provincia; como también los yacimientos o sitios paleontológicos y arqueológicos y sus áreas de influencia.

Similar criterio sigue el art. 2º, de la ley nacional nº 25.743, aplicable en todo el territorio de la República Argentina.

Por los fundamentos precedentemente expuestos, solicitamos a la H. Legislatura de la Provincia de Mendoza, el tratamiento y aprobación del anteproyecto de ley que se eleva a vuestra consideración.

 

P A R A M I L L O S  d e  U S P A L L A T A  ( MENÉNDEZ – ROMANI – ZAVATTIERI) (c) 2010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s